Inicio Natación Candela Giordanino se pone a punto para el Mundial de aguas abiertas

Candela Giordanino se pone a punto para el Mundial de aguas abiertas

by Luciano Villarroel

Candela Giordanino es una de las mejores nadadoras del país. A punto de cumplir 18 años, ha integrado varias selecciones nacionales, sin olvidar que en 2021 compitió en Perú, en Colombia, en Mendoza, tanto en aguas abiertas como en pileta. Integra una generación de deportistas que busca entrenarse al máximo nivel para justamente rendir al máximo. La nadadora santafesina entrena en doble turno en Santa Fe, y buscará en Brasil sumar experiencia.

Por ello, la nadadora de Unión de Santa Fe viajó a Brasil para entrenarse durante un mes en Gremio de Porto Alegre, con vistas a su participación en el Mundial de Budapest, en Hungría, en el cual competirá en aguas abiertas que dará comienzo el 29 de junio venidero. Buscará sumar experiencia, con otros entrenadores, y referentes de las aguas abiertas. Así sigue su camino ascendente, aunque hay que señalar que ya dejó de ser una joven promesa para convertirse en una nadadora de elite.

La preparación para el Mundial de aguas abiertas

«La idea de irme a Brasil es más que nada prepararme para el Mundial, voy a entrenar con la segunda mejor nadadora que tienen en aguas abiertas, y con su hermana, ya que ambas también van a participar del mundial. Nos cruzamos en el Sudamericano de aguas abiertas, ella nadó 10 y yo hice 7 kilómetros, y se generó un lindo vínculo» comenzó señalando Candela Giordanino a UNO Santa Fe.

La nadadora del Club Atlético Unión de Santa Fe expresó que «también voy a entrenar con Raquel Bruni, que es subcampeona olímpica en Río 2016, y es eso, buscar una nueva experiencia, entrenar con mujeres fuertes. Voy a estar entrenando en el club Gremio, en Porto Alegre, y en el ida y vuelta previo, me van a recibir muy cálidamente. Tienen muchas ganas que yo vaya, y yo muchas ganas de ir».

«Es sumar experiencia y entrenamiento de calidad, entrenar con un grupo de ese tipo es muy diferente a lo que yo estoy haciendo en Santa Fe. Acá no hay tantas mujeres, acá es tirar más que nada con hombres, y allá es ir a trabajar con mujeres mucho más fuerte que yo, y también el objetivo es exigirme más. Necesito más exigencia, tanto para entrenar como para competir» expresó la campeona sudamericana juvenil de aguas abiertas.

A punto de cumplir 18 años Candela indicó que «el Mundial para mí va a significar buscar nuevas experiencias, nuevos aprendizajes, y busco aprender cosas, porque aquellos que me ven desde afuera nadar, exnadadores con mucha experiencia, me dicen que por ahí cometo muchos errores de novata, básicamente porque me falta mucha experiencia y tendría que aprender las cosas de cada uno, por ahí nadar 10km, empezar más lento, para luego poder mantener ese ritmo. Son todas cuestiones que voy a ir aprendiendo a medida que vaya experimentando».

Su experiencia en los Juegos de la Juventud

La nadadora santafesina integra muchas selecciones nacionales, tanto en aguas abiertas como en pileta, y recientemente compitió en los Juegos Sudamericanos de la Juventud en Rosario, pero con la particularidad que fue descalificada por partida anticipada en dos pruebas. «La sensación que me quedó después de Rosario es bronca, mucha bronca, porque es algo que nunca me había pasado, sí me han descalificado en otras competencias, no a ese nivel, pero siempre en un torneo de federación, no a ese nivel, cuando era promocional, hace muchos años. Son cosas que tengo que trabajar, me di cuenta que tengo que practicar las largadas, y hasta que no me dicen va, no largar».

«En ese momento de la largada juega un poco de todo, la ansiedad, y mil cosas. En los 800, que fue el primero que me descalifican el primer día, antes de la carrera no estaba nerviosa, pero me puse nerviosa a segundos de la largada, me bajó toda la ansiedad toda junta. Me salió esa presión y ansiedad, y el día de los 400, estaba aún más nerviosa porque no quería mover. Estaba concentrada en no moverme, pero me salió todo lo contrario; me moví aún más todavía» destacó la hija de Celeste Puñet.

Más allá de la descalificación en Rosario, ha sido muy valiosa la experiencia en compartir la villa deportiva como otros chicos y chicas que representaron a nuestro país. Sobre esto, Giordanino manifestó que «fue muy bueno, fue mucho más allá del resultado deportivo que me fue mal. Ha sido uno de los torneos que más disfruté, y si bien me fue mal deportivamente, durante la previa la pasaba bastante mal, porque me bajoneó un montón».

En el mismo sentido agregó que «Igualmente la pasamos muy bien, porque se formó un muy lindo grupo de personas, con los de natación, y con los de los demás deportes. La verdad es que en el hotel convivimos muy bien, me traje unas canciones de recuerdo de las cenas con los chicos de rugby que ganaron, y que estaban todos los días cantando y muy alegres».

A cerca de cómo sigue su agenda deportiva, la nadadora entrenada por Adrián Tur y Diego Garbarino, explicó que «después del Mundial de Hungría, voy a seguir entrenando fuerte, porque se vienen los Juegos Odesur de mayores, en Asunción del Paraguay, y es una carrera muy importante, ya que es clasificatorio para los Panamericanos de Chile 2023 de mayores. Con lo cual viene siendo un buen año en lo deportivo, la experiencia de Rosario fue espectacular, pero hay que seguir entrenando para lo que viene».

Fuente: UNO Santa Fe

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas