Inicio Rugby Con el debut de Pedro Rubiolo, Los Pumas cayeron en Sudáfrica en el cierre del Championship

Con el debut de Pedro Rubiolo, Los Pumas cayeron en Sudáfrica en el cierre del Championship

by Luciano Villarroel

De arriba no se la iba a llevar Sudáfrica. Necesitaba un +39 para ser campeón, pero para eso había que salir a jugar, a laburar el partido, a buscar tener el control de entrada. Lo hizo, claro que sí, aunque le costó y mucho. La buena presencia en el scrum argentino, más los tackles contundentes, hicieron todo cuesta arriba.

Imhoff tuvo la más clara en el cuarto de hora inicial, con una irrupción por su punta. No se animó a encarar como acostumbra, justo frente al in-goal en el cual fue héroe siete años atrás. Lo marcaron bien y Los Pumas sintieron el rigor, una constante a lo largo del match. Por algo son los campeones del mundo vigentes por un tiempito más.

Los Boks empezaron a hacerse fuertes con el maul, sacando rédito de las indisciplinas argentinas. A Etzebeth le anularon un try porque partió en offside; sin embargo, la tendencia se mantuvo y el envión de los dueños de casa no se hizo esperar. Además, incontenible. ¿Lo extraño? Nada de patear a los palos…

Salió bien. Wiese empujó con el scrum y quebró fácil la resistencia contraria. Un try de esos que hace rato no se ven en el primer nivel. Misión cumplida. Se rompió el 0 y la estoica defensa albiceleste, que encima sufrió una amarilla y, diez minutos después, otra amarilla, se resquebrajó por completo.

No obstante, y de la galera o a los ponchazos, como Ud. Prefiera, Gonza Bertranou encontró un resquicio para descontar y achicar la brecha a 7-17 parcial. Increíble por donde se lo mire, Los Pumas se fueron al descanso aún con vida en el resultado y complicando las chances de alzar el título a los sudafricanos.

¡Y vaya para qué! Como siete días atrás en el Libertadores, el seleccionado nacional pareció liberarse y hacer efecto champú tras el vestuario: otra cara, otra actitud, la desesperación del equipo de enfrente y un sprint para seguir siempre cerca de la épica: tries de Juanchi y Tute que establecieron el 24-21.

Sin embargo, otra vez las inconductas a flor de piel. De ambos lados, eh. Dos tarjetas para los de Nienaber, ¡cuatro! para los de Cheika. Imposible así. Receloso, el árbitro marcó try-penal cada acción en la cual los Boks empujaron y redoblaron esfuerzos. No alcanzó para dar la vuelta. Ni uno campeón, ni otro el marcador…

Sudáfrica (38): Willie le Roux; Canan Moodie, Jesse Kriel, Damian de Allende y Makazole Mapimpi; Frans Steyn y Jaden Hendrikse; Jasper Wiese, Pieter-Steph du Toit y Siya Kolisi (cap); Lood de Jager y Eben Etzebeth; Frans Malherbe, Malcolm Marx y Steven Kitshoff.
Entrenador: Jacques Nienaber.
Ingresaron: Bongi Mbonambi, Ox Nche, Vincent Koch, Franco Mostert, Duane Vermeulen, Kwagga Smith, Faf de Klerk y Kurt-Lee Arendse.

Argentina (21): Juan Cruz Mallía; Emiliano Boffelli, Matías Moroni, Jerónimo de la Fuente y Juan Imhoff; Santiago Carreras y Gonzalo Bertranou; Pablo Matera, Marcos Kremer y Juan Martín González; Tomás Lavanini y Matías Alemanno; Eduardo Bello, Julián Montoya (cap) y Nahuel Tetaz Chaparro.
Entrenador: Michael Cheika.
Ingresaron: Agustín Creevy, Mayco Vivas, Joel Sclavi, Guido Petti, Pedro Rubiolo, Tomás Cubeli, Benjamín Urdapilleta y Bautista Delguy.

Tantos en el Primer Tiempo: 18 y 28′, Goles de Steyn por Tries de Wiese y Kolisi (S); 38′, Penal de Steyn (S), y 41′, Gol de Boffelli por Try de Bertranou (A).
Amonestados: 15′ Kremer (A), y 26′ González (A).
Resultado Parcial: Sudáfrica 17 – Argentina 7.

Tantos en el Segundo Tiempo: 7 y 28′, Goles de Boffelli por Tries de González y Moroni (A); 14 y 32′, Tries-Penal (S), y 41′, Gol de Steyn por Try de Arendse (S).
Amonestados: 19′ Etzebeth (S), 25′ De Klerk (S), y 33′ Sclavi (A).

Cancha: Kings Park, Durban.
Árbitro: Damon Murphy (Australia).
Asistentes: Frank Murphy (Irlanda) y Andrea Piardi (Italia).
TMO: Chris Hart (Nueva Zelanda).

Fuente: A Pleno Rugby

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas