Inicio Automovilismo Cora Reutemann le pidió a la FIA que su padre sea reconocido campeón de Fórmula 1

Cora Reutemann le pidió a la FIA que su padre sea reconocido campeón de Fórmula 1

by Luciano Villarroel

En la madrugada del 7 de julio de 2021, a poco del fallecimiento de Carlos Alberto Reutemann, su hija Cora le mandó un audio a Bernie Ecclestone para que le dijea la verdad a su padre antes de su partida. Que el ex dueño de la Fórmula 1 reconociera si había hecho trampa con su equipo Brabham en el campeonato de 1981, el mismo que el argentino lideró hasta la última fecha, cuando no pudo alcanzar la gloria. Lole murió al mediodía, y nunca pudo saber la respuesta del magnate inglés que fue su jefe durante cuatro años. El pedido de reivindicación histórica del título hacia el Lole acaba de llegar a la Federación Internacional del Automóvil (FIA) e Infobae fue a fondo sobre el tema.

El año pasado, Ecclestone, en su serie documental, Lucky, reconoció que los autos de su equipo estuvieron fuera de reglamento en las primeras fechas de la temporada. Los coches ingleses,. que en ese momento manejaron el brasileño Nelson Piquet y el mexicano Héctor Rebaque, tuvieron la suspensión hidroneumática creada por Gordon Murray (otro viejo conocido de Reutemann), que permitió que el auto bajara su altura cuando estaba en la pista, logrando un efecto aerodinámico a favor por la mejor penetración de aire. Con esto ganó velocidad y por caso, en la Argentina, Rebaque lo pasó a Reutemann como si su Williams FW07 C estuviese “parado”. Aunque los Brabham, cuando iban a la verificación técnica, subían su altura y cumplían con el reglamento.

Aquel domingo 12 de abril de 1981 en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez, fue cuando más quedó expuesta la superioridad de los Brabham, Piquet ganó por más de 26 segundos sobre Reutemann, que ese día cumplió 39 años. A raíz de las declaraciones de Ecclestone, Cora Reutemann quiere reclamar la exclusión de los autos del equipo Brabham. Sin los 9 puntos que Piquet logró en esa carrera por su victoria, no hubiese sido campeón mundial y por eso la hija mayor del Lole planteó que su padre debería ser reconocido como campeón. En ese certamen Piquet sumó 50 puntos y Reutemann, 49.

El tema quedó ahí, pero ahora Cora avisa que va por todo. Explica por qué demoró un año en retomar las acciones. De hecho, el miércoles 3 de abril mandó un mail a la FIA con una carta en la que indica que va a iniciar el reconocimiento para que su padre sea considerado campeón mundial de 1981.

“Vengo a ustedes para remitirles esta carta escrita en español por mi abogado, aquí en Argentina, donde iniciaremos el pedido de reconocimiento como campeón del mundo de F1 de 1981 a mi padre Carlos Alberto Reutemann”, inicia el mail.

“Puede encontrar mucha más información sobre el tema en la prensa mundial si lo desea”, agrega y aclara que “esperé un tiempo prudente por respeto para acercarme al presidente Ben Sulayem porque toda esta situación salió a la luz unos días antes de la trágica muerte de su hijo. Reciba, señora, señor, mis más respetuosos saludos”, concluye.

Esta historia comenzó hace casi un año y medio. “Hace un tiempo en la recepción del edificio donde vivo me depositaron un bolso con cosas de papá, fue en diciembre de 2022 o sea antes de que salga el documental de Ecclestone”, le cuenta a este medio Cora. Ella afirma que no sabe quién se lo mandó, mientas luce la remera que usó su papá durante esos días de octubre de 1981 en la definición del título disputada en un circuito armado en el estacionamiento del Caesars Palace. “Te imaginás la cara que puse cuando vi esta remera del Caesars Palace Grand Prix. Me dolió el corazón”, agrega.

“Papá había guardado todo como estaba, es como que el tiempo hubiera parado ahí”, apunta. También revela que está juntando los trofeos y otros recuerdos de su padre: “Tengo el de Mónaco y uno de Brasil, el que tiene los ángeles y con la cual hice una obra que se llamaba ‘Winning Angel’”.

Sobre la controversia con Ecclestone recuerda que su iniciativa nació “cuando salió el documental Lucky en el que Ecclestone confiesa de manera bastante orgullosa el soborno en Las Vegas para perjudicar a papá y favorecer a Nelson Piquet. Y también confiesa algo mucho peor, que es la trampa que hicieron bajo nuestras narices en el Gran Premio de Argentina, justo el día del cumpleaños de papá”, destaca.

“Si bien gracias a esas confesiones de trampa puedo hoy hacer todo lo que hago, es algo que no voy a perdonar jamás. Primero porque eran íntimos amigos, ya que empezaron juntos, y segundo porque su confesión fue después de que papá no esté más”, sentencia y advierte sobre Ecclestone: “Lo haré pagar por el daño inmenso que le causó a papá”.

En tanto que explica por qué demoró un año en continuar con la iniciativa: “Estaba iniciando la demanda y decidí frenar porque justo después de unos días falleció en un accidente automovilístico el hijo del presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem, y me pareció que había que respetar ese momento”.

También dio cuenta del Crashgate, otro escándalo desatado por testimonios de Ecclestone en los que reconoció que Felipe Massa debió ser el campeón mundial en 2008 y no Lewis Hamilton. Todo a raíz del accidente a propósito de Nelsinho Piquet en Singapur, que favoreció la estrategia del equipo Renault para que gane su compañero de equipo, Fernando Alonso. Pero en esa primera carrera nocturna en la historia de la F1, Hamilton terminó tercero y sumó los puntos suficientes para ser campeón en la última fecha.

“Luego apareció el Crashgate y me pareció todo mucho lío. Además, si bien en ambos casos hay una demanda de reconocimiento de campeonato, en el caso del Crashgate lo hace el piloto. Todos sabemos que papá sabía todo lo que le habían hecho, pero por corrección no hizo nada. En este caso es la hija que sale a defender a su padre que ya no está. Esto es por una cuestión de honor”, relata.

Debido a ello, Massa reconoció en una entrevista con Infobae el año pasado que “le robaron el título de F1″ e inició sus acciones legales. Sin embargo, Cora no piensa en juntar sus reclamos porque “me parece que es mejor que no se mezclen las cosas”.

Acerca de los motivos en la demora en sus acciones, agrega que “después hubo también una acusación al presidente de la FIA por influir en el resultado de algunas carreras del campeonato 2023, por la que recién fue absuelto hace unos días”.

Sin embargo, Cora asevera que “el caso del Crashgate me sirvió para ver cómo se manejaban, y pude leer declaraciones del presidente de la FIA que dice que: ‘la FIA tiene sus normas, sus reglas deportivas y sus estatutos que dicen que después de un tiempo no se puede hacer nada’. Pero la gente puede desafiar eso porque no es el libro de Dios”.

Ella apunta directamente al resultado del Gran Premio de la República Argentina de 1981. “Yo desafío eso porque hay confesión de partes y todos sabemos con certeza hoy que hubo muchas trampas”, indica de forma tajante.

“Yo no pido que se le otorguen los puntos de Sudáfrica, ni porque cambiaron las gomas en plena temporada cuando todo iba más que bien, ni tampoco que Piquet explique por qué le cortó la trayectoria a papá cuando sabía que él estaba haciendo su vuelta rápida para lograr el mejor tiempo (en la clasificación de Las Vegas), ni tampoco pido algo porque le dieron a papá un auto con la caja rota. Lo único que pido es que le anulen los puntos a los Brabham en el GP de Argentina 1981″, subraya.

“Leí el domingo pasado que Nelson Piquet opinó sobre el Crashgate claramente porque está involucrado su hijo. Pero me gustaría que opine sobre el campeonato del ‘81 y que reconozca la trampa que hicieron en el Gran Premio de Argentina con el mecanismo aerodinámico inventado por Gordon Murray (otro amigo de papá) y confesado por Ecclestone, y se devuelva el título al verdadero campeón del ‘81. Eso solo lo enaltecería”, destaca, en un gesto que sería a favor del brasileño.

Si bien en aquel momento ella era muy chica, con el correr de los años asegura que “nunca lo escuché a papá decir una sola palabra. Ahora creo que no hablaba del tema porque era demasiado doloroso. Todo se lo ganó con mucho esfuerzo. Es realmente una gran injusticia que tiene que ser reparada. No voy a parar hasta lograrlo. Y ahora es un buen momento para retomar el caso”.

Cora es asesorada por su abogado personal, pero para profundizar el reclamo cuenta que “estoy consultando con varias firmas para ver quién es el más capacitado y el que tiene más agallas, alguien que sienta la historia como todos los argentinos que me apoyaron desde que empezó todo esto. Todos los argentinos que sufrieron con papá”.

Afirma que pudo hablar con Ecclestone luego de su serie documental y devela que “él se hizo desentendido. Esa gente no tiene consciencia. Aunque lo más importante es la confesión pública de Ecclestone en su documental”. Pero hubo un contacto que tuvieron en las últimas horas con vida del Lole. “En la madrugada del 7 de julio le mandé un audio pidiéndole que le dijera la verdad a papá para que se pueda ir en paz. Pero no lo hizo. Y papá murió al mediodía”, confiesa.

Ante la pregunta de si iba a haber acciones en la Justicia ordinaria, responde “no voy a poner un peso en esta historia porque papá pagó demasiado caro. Acá hay dos demandas, una por el reconocimiento al campeonato mundial a Carlos Reutemann de 1981. Y la otra por daños y perjuicios a Bernie Ecclestone”. Y sobre por qué Ecclestone admitió luego que los Brabham fueron irrisorios, Cora sostiene que “supongo que fue para generar rating para su documental”.

Cora dio el primer paso concreto e inició sus acciones ante FIA. Insiste en que no descansará hasta que se haga justicia por la reivindicación histórica del título de campeón mundial de Fórmula 1 en 1981 para Carlos Alberto Reutemann. Se trata de un reconocimiento más que merecido para el recordado Lole y para todos los argentinos.

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas