Inicio Tenis Federico Coria no pudo coronar la mejor semana de su carrera con el título en Bastad

Federico Coria no pudo coronar la mejor semana de su carrera con el título en Bastad

by Luciano Villarroel

Federico Coria (29 años) no logró coronar la mejor semana de su carrera como tenista profesional como hubiera deseado, con el trofeo. Sin embargo, tiene motivos para celebrar y sentirse radiante. En su primera final del ATP Tour, en Bastad, Suecia, el rosarino cayó frente al noruego Casper Ruud (16° del mundo y primer cabeza de serie) por 6-3 y 6-3, en 1h26m. De todos modos, cuando se actualice el ranking, se ubicará en el puesto 63°, la que será su mejor posición histórica (arrancó la semana siendo 77°; terminó 2020 siendo 91°). Con ese impulso viajará a Tokio para participar de los Juegos Olímpicos por primera vez.

Ruud, campeón del ATP de Buenos Aires 2020 y 14° del ranking en junio pasado, hizo valer -más allá de algunos errores y dudas en el final- la diferencia de jerarquía con Coria sobre el polvo de ladrillo sueco, en el torneo de categoría 250. Más allá del empuje y de las buenas intenciones del argentino (que estuvo a la altura del desafío), Ruud fue un obstáculo imposible de superar para el hermano del Mago Guillermo Coria. El nacido en Oslo ya había sido campeón este año (en Ginebra).

En el primer set, Ruud le quebró el saque a Coria en el segundo y cuarto game, adelantándose 4-0. El europeo, con su servicio, tuvo un momento de confusión en el quinto juego, que terminó cediéndolo al cometer una doble falta grosera (4-1). Pero volvió al camino de inmediato y lo cerró por 6-3. La primera porción del segundo parcial fue un poco más ajustada. Coria elevó su nivel, intentó presionar más a Ruud, pero el noruego siguió siendo más efectivo y lúcido, le quebró el saque al entrenado por Andrés Schneiter en el quinto game (3-2) y lo volvió a hacer en el séptimo juego (5-2). Sacó y tuvo tres match points, pero no pudo concretarlos y Coria, con buena actitud, le rompió el servicio (3-5). Hubo apenas un momento de suspenso, pero en el noveno game, con el argentino al saque, Ruud confirmó la victoria en el quinto match point.

Número 1 del mundo junior en 2016, Ruud sigue haciendo historia para el tenis de Noruega. Ya se había encumbrado como el jugador mejor clasificado y el primer campeón ATP de su país cuando ganó el título de Buenos Aires, superando a su padre y entrenador Christian Ruud, quien alcanzó el puesto 39° después de llegar a la final -precisamente- de Bastad en 1995. “Fue como jugar en casa”, dijo Ruud, que estuvo acompañado por una buena parte de su familia (entre Bastad y Oslo hay 500 kilómetros).

Coria, que llegó a Bastad después de caer en la final del Challenger de Salzburgo (perdió con el santafesino Facundo Bagnis) y en la semana logró destacadas victorias (entre otras, ante el chileno Cristian Garin y el italiano Marco Cecchinato), intentaba ser el sexto campeón ATP primerizo de la temporada (además del británico Daniel Evans, el argentino Juan Manuel Cerúndolo, el australiano Alexei Popyrin, el ruso Aslan Karatsev y el estadounidense Sebastian Korda), pero no pudo dar el último salto de calidad. De todos modos, su tarea en Bastad le debería dejar un valioso aprendizaje.

Su próximo desafío, desde los próximos días, será completamente distinto, sobre el cemento de Tokio: se unirá a la delegación argentina, que tiene a Diego Schwartzman, Horacio Zeballos, Nadia Podoroska, Andrés Molteni, Facundo Bagnis y Francisco Cerúndolo.

Fuente: La Nación

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas