Soldano se convertirá en jugador de Boca en las próximas horas y tendrá, a sus 24 años, la chance más importante de su carrera. Su trayectoria arrancó en Unión de Sunchales, donde el entrenador que lo promovió a Primera con 15 años fue Rubén Darío Forestello. «Siempre me impactó el timing de anticipo que tenía. Realmente era muy bueno cabeceando y yo siempre lo comparaba con Jurgen Klinsmann… Para colmo él era rubio y le decíamos el Klinsmann de Sunchales», contó el Yagui en diálogo con Super Deportivo Radio, por Radio Villa Trinidad.

Forestello, además, no dudó en la comparación con el máximo goleador de la historia de Boca: «Franco es un jugador diferente, para la finalización de la jugada. Es goleador como Palermo, tiene intuición. Es de esos tipos que no están apareciendo en el juego, pero cuando aparecen no te perdonan. Además, en Boca va a tener la suerte de que le van a llevar la pelota al área, no va a tener que luchar o sacrificarse como si estuviera en otro equipo». Y agregó: «Cuando le toque, le va a ir muy bien, porque si le llega la pelota es letal».

Por último, sobre sus inicios en el fútbol, Forestello recordó el sacrificio de Soldano: «Siempre se quedaba fuera de horario para entrenar, era muy responsable y tenía muchas ganas».

Fuente: TyC Sports.