Héctor ‘Pichi’ Campana, titular de la Agencia Córdoba Deportes, fue pesimista con respecto a la posibilidad de que la final de la Copa Sudamericana se dispute en el Mario Alberto Kempes durante 2020. «Personalmente, creo que no se va a jugar», expresó.

«La verdad que uno no sabe qué va a pasar. Personalmente, creo que no se va a jugar o tal vez se postergue para el año que viene. La idea es que, cuando se juegue, sea en un marco de normalidad para poder recibir visitantes, que es el objetivo de tener el Kempes», agregó.

También se refirió a la importancia que tiene el evento de copa para Córdoba: «Que no solamente signifique el gran evento deportivo, sino también trabajo para los cordobeses: hotelería, gastronomía, para quienes vienen a visitar Córdoba. Que vengan a ver museos, las iglesias que tiene. Que vengan, más allá del evento deportivo, a conocer la provincia y a descansar. Hasta que no pase esta pandemia, eso va a ser imposible».

El Mario Alberto Kempes tiene terminado el montaje de las dos pantallas, ubicadas en la popular Willington y la Artime. Actualmente, están en etapa de procesos administrativos para la conexión, instalación eléctrica y de sistema para verla funcionar. Además, terminan las cabinas de prensa, vestuarios, baños y zona mixta. «Ya está en el puerto de Buenos Aires la iluminación LED, la nueva iluminación que se cambia por completo, así que seguramente en los próximos días va a estar arribando a Córdoba», agregó Campana.

«La reforma de las cabinas son pensadas para las transmisiones internacionales de la actualidad, con todos los servicios y conectividad para que los periodistas estén cómodos y puedan hacer su trabajo de manera segura, confortable y sin ningún tipo de limitaciones», sumó.

Aunque no se sabe si será en 2020, el Kempes ya está prácticamente listo para albergar la final de la Sudamericana. «El campo de juego está bien, seguimos el plan de trabajo que teníamos a principio de año, obviamente mucho más relajado porque no hay partidos. Podemos hacer un trabajo más planificado, bien de fondo, para que haya resultados en el corto plazo y el campo de juego no sea un problema y se pueda mantener sin inconvenientes», concluyó.