Inicio Union Con un polémico penal en contra, Unión perdió en La Plata y se sigue alejando de la pelea

Con un polémico penal en contra, Unión perdió en La Plata y se sigue alejando de la pelea

by Luciano Villarroel

nión cayó por 1-0 con Estudiantes y acumuló su tercera derrota consecutiva en la Liga Profesional de Fútbol. Con gol de Mauro Boselli, de penal, el Pincha sigue alejando de los primeros puestos al Tatengue que no puede levantar cabeza ni mejorar su producción ofensiva.

La primera llegada al arco se produjo a los diez segundos, algo que pintaba cómo iba a ser el partido. Estudiantes metió la pelota al área de Unión y obligó a la defensa a tener que rechazar para evitar el primer tanto. El Pincha, que tiene a Ricardo Zielinsky en la cuerda floja, no quiso darle respiro a un tatengue que respondía cuando podía. El conjunto local lograba pisar el área de Santiago Mele con sólo tirar un pelotazo desde mitad de cancha. Para no ser absorbidos por la presión de los mediocampistas del Tate, los jugadores de Estudiantes salteaban líneas y metían pelotas a las espaldas de los centrales. Desde los costados o de frente, el local generó varias ocasiones de gol de ese estilo en pocos minutos.

El jugador más peligroso de Estudiantes era Mauro Boselli. El centrodelantero se paraba en el punto penal captando todos los centros y pases de sus compañeros convirtiénse en la principal amenaza del Pincha. Pero por fortuna para Unión, Mele estaba inspirado ganando todos los duelos al atacante y evitando la caída de su arco. Era muy flojo lo del equipo de Gustavo Munúa en defensa. Su arquero era la figura de un equipo que apenas generaba riesgo con alguna escapada de Imanol Machuca, quien aprovechaba que el rival estaba volcado en ataque para explotar los espacios.

Para apuntalar el ataque, Gustavo Munúa mandó a la cancha a Mauro Luna Diale por Ezequiel Cañete, y el cambio modificó la dinámica del partido. Zielinsky, en contraposición, sacó de la cancha a Pablo Piatti y perdió explosión en ofensiva, por lo que cambiaron las tornas en el desarrollo. El Tate ya no sufría tanto en defensa, pudo adelantarse unos metros en el campo y se animó a jugar más cerca del área de Mariano Andújar. Si bien había mejorado, a los de Munúa les faltaba mayor presencia en ataque. La mayoría de avances del Rojiblanco se diluían en tres cuartos de cancha, no podía quedar de cara a Mariano Andújar. En el peor momento de Estudiantes en el partido, un penal cambiaría todo. Una falta de Diego Polenta sobre Fabián Noguera provocó que Yael Falcón Pérez señale la pena máxima y el Pincharrata tuviera la inmejorable posibilidad de abrir el marcador.

A pesar de las protestas de los jugadores de Unión por considerar que la sanción fue desmedida, Mauro Boselli canjeó la falta por gol y Estudiantes pasó a ganar el partido a poco para el final. El delantero remató fuerte a la izquierda de Mele que voló al palo contrario y no pudo salvar a su equipo. Los gestos de Gustavo Munúa sobre el costado del campo eran elocuentes. Por el segundo tiempo que estaba haciendo el equipo, el equipo del uruguayo no merecía ir perdiendo. El gol de Boselli fue un golpe más duro desde lo anímico que desde lo futbolístico para Unión. Terminó por derrumbar a un equipo que desde hace semanas se muestra de mandíbula de cristal, casi sin variantes en ataque, tímido, una versión muy alejada a lo que solía mostrar el equipo de Munúa. Este 1-0 fue la tercera derrota al hilo para el Tate, que quedó a ocho puntos de Atlético Tucumán, aunque todavía debe el partido con Talleres de Córdoba y ahí podría, en caso de ganar, recuperar algo de terreno, pero jugando de esta manera lo tendrán muy complicado.

Fuente: Aire de Santa Fe

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas