Inicio Liga Santafesina Defensores de Alto Verde, otro club «de barrio» que le hace frente a la pandemia

Defensores de Alto Verde, otro club «de barrio» que le hace frente a la pandemia

by Luciano Villarroel

El Club Defensores de Alto Verde fue fundado el 26 de mayo de 2011 por lo que en la actualidad tiene 9 años de historia. Es una de las instituciones más jóvenes de la Liga Santafesina de Fútbol pero está ubicado en unos de los barrios más populosos de la ciudad de Santa Fe. Con la cuestión de la pandemia de coronavirus, como en la mayoría de los clubes liguistas sus puertas están cerradas, y sin actividad deportiva, a partir de las disposiciones vigentes.

La entidad ubicada a la vera de la avenida Demetrio Gómez es un club humilde, pero con gente y dirigentes de mucho trabajo, que dejan todo para que el mismo cada vez sea vea mejor. Lo deportivo y lo institucional fueron algunas de las temáticas que abordamos con Marcelo Parpal, Carlos Veron y Sebastián Ruiz Díaz, todos ex jugadores, exentrenadores, y ahora con la dura misión de ser dirigentes.

«Este tema de la cuarentena la estamos pasando complicados, veo que no somos la excepción de todo lo que está pasando y como están las cosas hoy en día. Si antes se hacía complicado, ahora con todo esto creo que se acrecentó todo y estamos en una situación difícil como todos los clubes» comenzó señalando Marcelo Parpal a UNO Santa Fe.

El dirigente de Defensores de Alto Verde comentó que «somos clubes con un sin fin de necesidades, y con la intriga de ver cuando esto se puede solucionar, y que cuando se retome como vamos a hacer para volver a la normalidad. Dentro de todo lo que está pasando nosotros no estamos ajenos, y si antes veníamos con algunos problemas esto lo agravó claramente».

«Con el grupo que estamos trabajando aquí en Defensores de Alto Verde creímos que fue lo más correcto la determinación que tomó la Liga Santafesina de Fútbol de no jugar ningún tipo de competencia en esta temporada. Consideramos más que acertada la determinación de parar, porque la salud pasa a ser la prioridad, pero ya le digo, íbamos paso a paso pensando que el parate iba a ser una semana o dos semanas y desde marzo que estamos así» comentó el responsable de la entidad costera.

También sostuvo que » desde la Liga Santafesina han venido, pero el apoyo que hemos recibido no se ha tenido que abonar el derecho de inscripción desde que arrancó la pandemia. Esa determinación fue hasta agosto, ya que posteriormente desde septiembre nos empezaron a cobrar. Si uno lo mira desde lo económico, ese aporte es complicado porque no tenemos ingresos, se dificulta mucho más. Nosotros somos un club de barrio, vienen alrededor de 500 chicos, y tenemos todas las categorías hasta Senior».

En cuanto a lo deportivo Parpal describió que «el club tiene nueve años de vida, hemos estado medio complicados. Los primeros años nos fue bastante bien, y después tuvimos algunos altibajos. Teníamos muchas expectativas para este año, porque pudimos organizar bien la primera, se realizó una muy buena pretemporada, y teníamos un equipo muy competitivo para afrontar el campeonato. Estábamos muy entusiasmados, pero se paró todo por este tema del coronavirus y hubo que cerrar el club».

«En lo institucional estamos encaminados, estaba prevista la realización de la correspondiente asamblea para que dentro de ello se pueda proceder a la renovación de autoridades. Pero lamentablemente no se pudo hacer nada ya que esto de la pandemia limitó mucho el tema de cumplir con las pautas legales que nos rige a los clubes. Ahora tenemos que esperar hasta fines de año para poder hacer la asamblea y llamar a asamblea. Estaba Horacio Panizza de presidente, pero su mandato finalizó, y asumimos la conducción del club porque alguien tenía que conducir este club que nos mueve a todos» señaló el dirigente que tiene a su cargo actualmente la conducción del club.

Parpal fue claro al expresar que «no creo que se pueda algún tipo de competencia en lo que queda del año. Personalmente no se va a poder, teniendo en cuenta como está el tema de la pandemia, en particular con la cuestión que seguimos teniendo casos de contagios en toda la ciudad. Cada vez se complica más, pero ojalá que se pueda jugar en algún momento. Cuando la Liga dispuso poder entrenar o jugar bajo el protocolo de AFA no iba a ser posible. Nosotros somos un club de barrio y era de difícil cumplimiento. Sobre todo, desde lo económico, en donde no podíamos jugar con público. Y sabido es que los partidos de inferiores traen mucha gente, ese es uno de los ingresos con la entrada, y también con el buffet. Por lo tanto, no íbamos a tener esos ingresos, pero los gastos iban a estar igual, porque del pago del médico, los árbitros y la policía no te salvas».

Finalmente comentó que «el club en materia de seguridad es otro tema el cual nos tiene preocupado. Con todo esto que no hay mucho movimiento, las actividades mermaron, y ven que está todo cerrado, hemos sufrido varios robos y hechos de inseguridad. Últimamente nos robaron la iluminación de la canchita chica, los cables, tejido, postes y daños también. A veces no es tanto lo que roban sino que nos hacen daño que es peor. Lo que roban por cable lo venden por cobre y no saben el daño que hacen a las instituciones como nosotros que les cuesta tanto todo».

Fuente: UNO Santa Fe

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas