Inicio Basquet El santafesino Diego Ciorciari inicia su carrera como asistente técnico en el Burgos de España

El santafesino Diego Ciorciari inicia su carrera como asistente técnico en el Burgos de España

by Luciano Villarroel

El retiro de Diego Ciorciari como jugador de básquet en 2018 fue tan impensado que dejó la sensación de que faltaba tiempo para que termine su carrera. Queríamos seguir disfrutando de su juego, de su clase, de su estirpe dentro de una cancha. Pero un fuerte golpe en la espalda agudizó una lesión congénita y eso lo obligó a colgar las zapatillas. Poco se supo de él desde ese momento. Quien andaba por Santa Fe a veces podía cruzarlo por el club de sus amores, Rivadavia Juniors, o en alguna cancha viendo algún partido. El básquet es una enfermedad difícil de curar. El bichito seguía picando.

Hace algunos meses, Diego se fue a vivir a España con su familia pero ahora está de vacaciones en su Santa Fe natal y aprovechamos la oportunidad para dialogar con él sobre la noticia reciente: Diego vuelve a una cancha, pero desde el banco de suplentes: será asistente de Paco Olmos en el San Pablo Burgos de la LEB Oro de España. “Es una alegría muy grande y un desafío enorme. Formar parte de un cuerpo técnico profesional no es nada sencillo y menos con un objetivo tan marcado como es regresar a una ciudad y a una afición a una competencia de élite”, comenzó Diego.

San Pablo Burgos fue campeón de Europa en las dos últimas temporadas e incluso ganó la Copa Intercontinental al superar a Quimsa de Santiago del Estero en Buenos Aires, pero en la última edición de la ACB, no pudo mantener la categoría. Sobre esto, Ciorciari comentó: “Cualquier descenso, venga desde donde venga, siempre es difícil y muy doloroso. Burgos venía de tener temporadas en alza con objetivos muy difíciles de conseguir y es una de las aficiones más grandes de Europa. Como todo, cuando vienen bien dadas las cosas se disfruta mucho y cuando toca pasar lo que se pasó este año, la verdad es que se genera una desilusión muy grande. Pero eso es lo que hace a este desafío aún más lindo”.

Si bien para algunos es una sorpresa esta nueva tarea de Diego, él lo tuvo muy claro: “Siempre dije que cuando me retire iba a ser entrenador, porque es la manera más directa de seguir ligado a lo que uno siempre hizo y ama hacer. Mi carrera fue bastante extensa, casi 21 años jugando como profesional y la verdad es que cuando te retirás querés hacer un parate y poner en la balanza todo”. Enseguida agregó: “En ese momento lo primordial para mí era darle prioridad a mi familia y tratar de no moverme mucho porque la vida de un entrenador es muy cambiante: puede dirigir un año en un país y al otro año en otro, más por la globalización que hay hoy”.

“Hace muy poco nos fuimos a vivir a España con mi familia y ahí cambió todo, porque las distancias son menores, entonces facilita el contacto con tus familiares si te toca estar más lejos o más cerca”, dijo posteriormente. Diego estaba trabajando en el Stadium Casablanca de Zaragoza con la cantera del club antes de recibir esta propuesta de San Pablo Burgos. Hubo una persona que fue trascendental para esta chance de Ciorciari: “Tengo una gran relación con Paco Olmos de mi época como jugador. Con el tiempo forjamos una gran amistad y ahora me propuso sumarme a su staff porque quiere tener una persona con cabeza de jugador en su equipo de trabajo. Es un desafío y tengo unas ganas bárbaras de empezar a transitar este nuevo camino. Fue una sensación muy bonita, tenemos una relación de muchos años”.

Paco Olmos insistió con tener a Diego en su equipo, con el que trabajó durante más de siete años y lograron ascender a la ACB con el Menorca, casualmente ante el otro equipo de Burgos, llamado en ese momento Autocid Ford Burgos. Esta semana se dio a conocer desde el club que Gonzalo Corbalán será integrante del plantel de primera del club y Diego habló sobre el chaqueño: “Gonzalo tiene un lindo papel y una gran aceptación del cuerpo técnico. Es un chico con mucho futuro, con mucho recorrido. Me encanta como jugador. Tiene un lindo desafío por delante con un base como Rodrigo San Miguel, que tiene mucha experiencia y mucho rodaje en la ACB. Le va a poder transmitir tranquilidad”.

Luego comentó: “El puesto de base es muy importante y tener un jugador muy experimentado y otro con tanta juventud y tanto hambre como Gonzalo hacen una combinación explosiva”. En Zaragoza, cuando llegó, Matías Lescano lo invitó a sumarse a la academia que había fundado en esa ciudad. Diego nos contó sobre este proyecto: “La verdad que es una academia interesante porque se maneja con grupos reducidos de chicos y trabajamos con el objetivo de pulirlos y perfeccionarlos. Somos una pareja muy querida en Zaragoza por las cosas que logramos”.

Por último, Diego hizo mención a la situación de los jugadores argentinos en España: “Por suerte se pusieron de moda los bases argentinos gracias al buen trabajo que hicieron Facu Campazzo, Nico Laprovíttola, los jugadores de las selecciones, los que juegan en Euroliga. Siempre fuimos bien recibidos los argentinos”.

Fuente: Básquet Plus

 

Facebook Comentarios

Noticias Relacionadas